¿Es el campo un buen lugar para superar la ansiedad?

Campo

En algunos de los artículos que hemos publicado hemos realizado una recomendación bastante básica: Obtener toda la tranquilidad posible. Si no os ponéis nerviosos, la ansiedad será más fácil de controlar, por lo que podréis obtener una buena cura. Claro que para eso debe pasar bastante tiempo, pero no quiere decir que sea una mala idea. Al contrario de lo que pensáis. La tranquilidad es uno de los mejores consejos para todo ser humano.

Teniendo en cuenta este aspecto ¿por qué no buscamos un lugar en el que no haya ruido y en el que podamos disfrutar de la naturaleza en su más pura esencia? Por ejemplo, en el campo podréis disfrutar de una tranquilidad máxima. En cuanto a campo nos referimos a un sitio fuera de las ciudades y pueblos en el que no escuchéis ningún tipo de bullicia. Así podréis despreocuparos un poco y obtener la tranquilidad que necesitáis. Y que os hará bien.

Seguir leyendo

El ruido empeora la ansiedad

Ruido

Vivimos en una sociedad dominada por los ruidos. No es extraño tener que enfrentarnos, las 24 horas del día, a todo tipo de ruidos y sonidos estridentes que pueden llegar a ponernos de los nervios. Es ahí dónde entra en acción la ansiedad. Cuanto más ruido tengamos a nuestro alrededor, peor será el estado en el que nos encontremos.

No podemos negar que, si estamos en un ambiente especialmente ruidoso, deberemos tener mucho cuidado con nuestra enfermedad. Más que nada porque podría empeorar en solo unas horas, cuando estemos expuestos a todos esos sonidos que harán mella en la salud. Por ello, no sería mala idea acudir a lugares más tranquilos y sosegados, en los que podamos respirar paz.

Seguir leyendo

Cómo saber si lo que tenéis es ansiedad

Ansiedad

Muchas veces, aunque lo que la gente dice que tiene es ansiedad, resulta ser un mezcla de enfermedades o confusiones que le dan ese mismo aspecto. Algo un poco enrevesado, pero que en definitiva da una sensación completamente contraria a la que se tiene. La pregunta es ¿cómo podemos saber a ciencia cierta que lo que tenemos es ansiedad? La respuesta no es nada fácil.

La ansiedad se presenta como el resultado a diferentes experiencias que generan en nuestro cuerpo estrés, tanto durante poco como durante mucho tiempo. De esta manera, tras vivir este tipo de experiencias se despiertan y duermen en nosotros tanto los sistemas nerviosos simpáticos como parasimpáticos. Los dos forman parte del sistema nervioso autónomo, el cual decide descontrolar alguna de las funciones de las que se hace cargo. El resultado es una enfermedad.

Seguir leyendo

La ansiedad puede curarse de forma natural

La ansiedad es, para mucho, un problema mucho más grave de lo que nunca habrían podido llegar a imaginar. No se trata únicamente de que estén tristes y decaídos. Es que, también, la enfermedad ha afectado tanto a su familia como a sus amigos y trabajo, lo que significa que ha provocado daños que, en algunos casos, son irreversibles.

La dolencia ha dado lugar a tratamientos muy fuertes, a medicinas que deben tomar todos los días y que les están afectando de manera notable. Pero ¿y si os dijéramos que la ansiedad puede curarse de forma natural, sin tener que tomar químicos? Es difícil, pero con fuerza de voluntad es posible ponerle fin a todos los problemas que están teniendo lugar en vuestro cuerpo y mente. Sólo hace falta ponerse manos a la obra.

Seguir leyendo

Recuperando las ganas de vivir

Ganas de vivir

Una de las peores cosas que tiene la ansiedad que quita las ganas de vivir. De repente, todo se ve oscuro. No hay ganas de moverse, ni de trabajar, ni de estudiar. Lo único que podemos hacer es quedarnos echados en la cama, viendo cómo pasa el tiempo. Sin embargo, con un poco de esfuerzo llegaremos a hacer grandes cosas por lo que os recomendamos que sigáis nuestras recomendaciones para, al menos, recuperar esas ganas de vivir que hemos perdido.

En primer lugar, os diremos que será necesario bastante esfuerzo para salir del atolladero en el que estamos. No os preocupéis, la tristeza es un estado mental curable, por lo que sólo hay que concienciarse para poder seguir hacia adelante. Es mucho más sencillo de lo que parece. Aunque también es cierto que hay que ponerle ganas.

Seguir leyendo

Di adiós al enfado, de lo contrario podrías retroceder en la cura de la ansiedad

Enfado

No podemos negar que, para curar la ansiedad, es necesario que se pongan en marcha una serie de medidas, algunas las cuales pueden llegar a ser muy difíciles de seguir. Pero ya sabéis que no hay nada imposible por lo que, con un poco de paciencia, podréis llegar a conseguir cosas impresionantes. No os preocupéis, es cuestión de empeño.

Una de las cosas más complicadas de realizar es modificar la actitud. Si queremos que la ansiedad sea cosa del pasado, es evidente que tendremos que cambiar nuestra manera de actuar a una que sea más adecuada y acorde con lo que queremos hacer. Para que os hagáis una idea, es imprescindible que estéis tranquilos, sosegados y que vuestros actos sean lo suficientemente moderados como para no tener que enfadaros. A ese aspecto queríamos llegar. A los enfados.

Seguir leyendo

Recaídas

Ansiedad

No importa que ya hayamos (aparentemente) superado la ansiedad. Se trata de una enfermedad que en ocasiones es difícil de pasar, por lo que podría ser que tuviéramos más de una recaída que nos provocara problemas. ¿Qué podemos hacer en el caso de que, de nuevo, notemos que estamos cayendo en las garras de la ansiedad? No hay duda de que tendremos que actuar para que la enfermedad no vuelva a tomar el control de nuestro cuerpo.

Antes de nada, si estáis tomando medicación, comprobad que lo estáis haciendo de manera correcta. A veces, las recaídas pueden tener lugar debido a que nuestro cuerpo no se acostumbra a las pastillas. Si las habéis dejado de lado, también puede ser porque lo hayáis hecho mal y, por lo tanto, tengáis que volver a tomarlas. En cualquier caso, podéis ponerle solución de una manera más o menos sencilla.

Seguir leyendo

La relación entre la ansiedad y el mal comportamiento

Ansiedad

La ansiedad se ha convertido en una de las enfermedades más habituales de nuestra sociedad. No es para menos, ya que miles de españoles la están sufriendo en estos momentos. Afortunadamente, existen numerosos métodos para atajarla, algo que no sucede con las formas de detectarla. Y esto pueden provocar bastantes problemáticas.

¿Sabíais que la ansiedad puede dar lugar a un mal comportamiento? En ocasiones, las personas tienen una actitud que no es la adecuada. Palabrotas, enfados continuos, omisión del deber, no querer trabajar. Se trata, en realidad, de llamadas de atención para que les echemos una mano. Por ello, sería conveniente no omitir lo que hacen y, sobre todo, ayudarles en la medida de lo posible.

Seguir leyendo

Superar la ansiedad, en nuestras manos

Ansiedad

Existe mucha gente que se queja del hecho de que no pueden dejar la Ansiedad. Aunque han seguido un montón de tratamientos y recomendaciones, parece que no les está surtiendo tanto efecto como se decía. Pero lo cierto es que la Ansiedad es una enfermedad con la que hay que tener mucha fuerza de voluntad para poder vencerla. ¿Cómo se hace esto? Está claro que poniendo en marcha todos los procesos necesarios para que nuestra cura sea un éxito.

El título de la entrada no está equivocado. Si queréis tener éxito para vender la Ansiedad, lo mejor será que estéis completamente decididos a dejarla atrás. En primer lugar, tendréis que llevar a cabo vuestro tratamiento a rajatabla. Esto significa que deberéis “obedecer” las recomendaciones que obtengáis desde las principales entidades médicas para poder notar algún progreso. No vale que dejéis las cosas a la mitad: debéis tener una firme voluntad en mejorar vuestra salud.

Seguir leyendo

Propónte nuevos objetivos

Leyeno

Cuando una persona tiene ansiedad, lo más seguro es que sienta que su cuerpo tiene una grandísima cantidad de energía que apenas puede controlar. Los efectos pueden ser muy variados, aunque está claro que realizar diferentes actividades y distraernos es una de las mejores maneras de luchar contra la dolencia. No en vano, existen miles de casos en los que los enfermos se han controlado haciendo lo que más le gustaba.

En el caso de que no sepáis lo que hacer, o no os guste algo de vuestra vida, siempre podéis proponeros nuevos objetivos. No estamos diciendo que realicéis un cambio radical en vuestras vidas, pero sí que empecéis a hacer cosas que nunca habríais pensado. A algunos, por ejemplo, le gusta estudiar. A otros aprender nuevos idiomas. Incluso hay gente que encuentra en el senderismo una buena manera de evitar la enfermedad.

Seguir leyendo